La protección de la biodiversidad y el respeto a los derechos de los pueblos del Yasuní no son opciones, son obligaciones

En la Resolución Nº 25 DIR-2007-03-30 del Directorio de Petroecuador se estableció como primera prioridad mantener el crudo en tierra frente al desarrollo del campo ITT. A pesar de que están dadas las condiciones no se ha cumplido un aspecto sustancial: la suscripción de un fideicomiso que permita canalizar los aportes internacionales para dicha iniciativa.

La conservación del crudo en el subsuelo está plenamente fundamentada con los objetivos de preservar el ambiente, la conservación de los ecosistemas, la biodiversidad y por mantener la integridad del patrimonio genético, así como por la prevención del daño ambiental (Decreto Presidencial Nº 847). Objetivos declarados de interés público en el Artículo 14 de la Constitución, en los deberes primordiales del Estado de proteger el patrimonio natural del país y promover el desarrollo sustentable para acceder al buen vivir (Decreto Presidencial Nº 882); también recogidos en el Artículo 3 de la Constitución y en el hecho de que la iniciativa Yasuní ITT constituye un proyecto emblemático de la política ambiental de la República del Ecuador (Decreto Presidencial Nº 1572), objetivo recogido en el preámbulo constitucional que invoca una nueva forma de convivencia ciudadana en diversidad y armonía con la naturaleza para alcanzar el buen vivir, el sumak kawsay.

La iniciativa, además, integra los compromisos para evitar el calentamiento global, tal y como ha sido reconocido por usted en su discurso emitido ante la 62 Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2007 y conforme consta en el Artículo 414 de la Constitución. Lamentablemente, en la mencionada cadena nacional usted cometió dos errores. Por una parte deterioró severamente la credibilidad de la iniciativa ITT afectando todo lo actuado, al cuestionar a los donantes (quienes nada tenían que ver, ni sabían del contenido del fideicomiso), a las Naciones Unidas como instancia en la que estaría el fideicomiso, al equipo de trabajo constituido por usted y al mismo fideicomiso como herramienta de garantía.

Por otra parte, su anuncio de iniciar la explotación del campo ITT va en contr de la Constitución y de los instrumentos internacionales de derechos humanos. Quienes hemos sostenido la campaña en defensa del Yasuní demandamos el cumplimiento de la Resolución Nº 25 DIR-2007-03-30 del Directorio de Petroecuador, sin plazos ni condiciones, y demandamos además detener los pasos que se han venido dando para la explotación del ITT en el Yasuní.

El cuidado del planeta, la protección de la biodiversidad y el respeto a los derechos de los pueblos indígenas habitantes del Yasuní no son elecciones, son obligaciones. Ese es el valor especial de la iniciativa Yasuní. Si la iniciativa fracasa será su entera responsabilidad por haber puesto en riesgo la viabilidad de la propuesta y por haber vapuleado a todos quienes hemos trabajado para que salga adelante. Fuente: Campaña Amazonía por la Vida 

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *