26 Sep
2017

El TIPNIS, Madidi y Pilón Lajas crean alianzas para luchar contra los megaproyectos destructivos

Daniel Manzaneda


El 15 de septiembre se reunieron en el estrecho del Bala dirigentes de la Subcentral TIPNIS, de la Mancomunidad de Comunidades de los ríos Beni Tuichi y Quiquibey y de la CIDOB  para realizar una alianza y luchar contra la carretera que atraviesa el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure y contra las represas del Bala y Chepete que afectan al Parque Nacional Madidi y a la Reserva de la Biósfera y Territorio Indígena Pilón Lajas y sus comunidades y emprendimientos turísticos. El 24 de Septiembre la Mancomunidad de Comunidades y la Coordinadora para la Defensa de la Amazonía, se pronunciaron en apoyo al movimiento de Achacachi y a los detenidos políticos. 

Tras una reunión de varias horas con la presencia de comunidades y dirigentes de la Mancomunidad de Comunidades de los ríos Beni, Tuichi y Quiquibey, y los dirigentes de la Subcentral TIPNIS Fabian Gil y Kely Noza, y voceros y dirigentes de la CIDOB Orgánica, Lazaro Tacoo y Tomás Candia suscribieron un voto resolutivo de alianza entre ambos movimientos en el que realizaron los siguientes pronunciamientos:

  1. Rememoraron los abusos de los militares contra los indígenas, ocurridos a fines de agosto en el TIPNIS, donde hubo un enfrentamiento cuando los indígenas defensores del TIPNIS realizaban una vigilia en el río Isiboro y los militares de la Armada  pretendían llevar una barcaza con regalos para conseguir el apoyo de los indígenas para construir la carretera atravesando el TIPNIS. Los comunarios la llamaron la “chata de la prebenda”.

 

  1. Denunciaron que desde hace varios años, con el fin de conseguir la aprobación de megaproyectos que afectan los territorios y por lo tanto los derechos de los pueblos indígenas, el gobierno ha estado ingresando sin autorización a los territorios indígenas con engaños, prebendas y promesas de darles servicios básicos y educación, cuando en realidad esa es una obligación que debían haber cumplido hace mucho tiempo, habiéndose cometido 54 violaciones a los territorios en todo el país.

 

  1. Se declararon en estado de emergencia contra los trabajos de las empresas Geodata- Servicons en sus territorios, sin autorización de las comunidades y sin haberse realizado una consulta previa, libre e informada y de buena fe, como exigen las normas, sobre los megaproyectos que se pretenden realizar y que afectarían no solamente a las comunidades y su medio ambiente, sino que emprendimientos de turismo comunitario que contribuyen a la economía local, al desarrollo de la región y del país y de sus comunidades.

 

  1. Convocaron a Bolivia a manifestarse en defensa del patrimonio natural y cultural de todos los bolivianos que son los 22 Parques Nacionales y las 36 nacionalidades indígenas que están siendo invadidos y depredados con la venia del gobierno de Evo Morales en todo el país.

 

  1. Rechazaron y denunciaron la persecución de dirigentes y colaboradores que están siendo atropellados en sus derechos a lo largo de toda Bolivia.

 

También rememoraron que ya son 6 años de la violenta represión de Chaparina ocurrida el 25  de septiembre de 2011 y en el rescate al día siguiente de los indígenas detenidos en el aeropuerto de Rurrenabaque,   cuando los indígenas y residentes de Rurrenabaque y poblaciones cercanas acudieron al aeropuerto a exigir la liberación de sus hermanos indígenas que estaban sin comer ni beber desde el ataque de los policías.

Al inicio las tropas policiales no les dieron importancia debido a que no eran muchos. Más tarde llegaron incluso de las poblaciones vecinas y atravesaron maderas y llantas en la pista para evitar que aterricen los aviones que pretendían llevarse a los indígenas “quien sabe donde”. La gente cansada de esperar que los liberen por las buenas y con el temor que arriben más represores vía terrestre, se armaron de valor e hicieron escapar a los policías, a pesar de los gases lacrimógenos y finalmente liberaron a sus hermanos.

Rescatados y rescatistas  marcharon juntos hasta la plaza principal y la gente de Rurrenabaque acogió a los liberados con los brazos abiertos hasta que se reorganizó la “VIII Marcha Indígena en Defensa del TIPNIS por la Vida y el Territorio”, donde se reunieron en una gran multitud,  la mayoría de los pueblos indígenas de toda Bolivia y  llegaron a La Paz tras muchos esfuerzos. Con dificultad lograron ingresar a la Plaza Murillo y se quedaron hasta lograr la promulgación de la Ley N°180 de Protección del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure (TIPNIS), que actualmente se está dejando sin efecto con la promulgación 969.

El 24 de septiembre de 2017, la Coordinadora en Defensa de la Amazonia, movimiento social creado en resistencia contra los proyectos de las  megarepresas del Chepete y Bala y la Mancomunidad de Comunidades de los Rios Beni, Quiquibey y Tuichi, se pronunciaron en apoyo al movimiento de Achacachi y a los detenidos políticos de esa población y de San Buenaventura.

Denunciaron que se está coartando el derecho a la libre expresión de personas inocentes quienes por denunciar delitos de corrupción en sus municipios, han sido privados de libertad injustamente, con el objetivo de amedrentar a todos los bolivianos y evitar futuros conflictos.

Exigieron la inmediata liberación de los detenidos políticos de San Buenaventura y de Achacachi, y que se persigan a los verdaderos delincuentes que cometen actos de corrupción en los gobiernos municipales.

Por otra parte, las comunidades informaron que las empresas Geodata – Servicons se retiraron del Bala porque las repentinas lluvias deterioraron su maquinaria y las comunidades de la Ribera del Río Beni se opusieron a los trabajos en sus territorios.

Print Friendly
admin

daniel.j.beltran.r@gmail.com

1 comentario

prdro Oct 02, 2017

Esta alianza crrcera y sera nacional e internacipnal

Responder

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *