El capital extranjero en la Amazonía

Reconozco que hay personas cuyos puntos de vista son conservadores, pero con argumentos bien elaborados. Pero hay una gama de individuos que se propone defender determinados puntos de vista solamente basados en desinformación y preconceptos que no encuentran ninguna base en la realidad o en lo que ha sido históricamente las relaciones del resto de Brasil con la Amazonia. 

En primer lugar es necesario decir que la Amazonia paso a ser parte realmente de las preocupaciones nacionales, como una región que precisaba desarrollarse y conectarse con el resto del país a partir del primer gobierno de Getulo Vargas. Antes de eso no se encuentra ninguna política de Estado volcada al alcance de ese objetivo. Alias, si hay algo que podemos considerar un continuum en la historia de Brasil es la relación de expropiación y saqueo sistemáticos de los recursos naturales de la región como política oficial de Estado –antes portugueses y después el brasilero.

Durante la dictadura militar millones de hectáreas de tierra fueron traspasadas al control de grandes grupos privados de BRASIL y del EXTERIOR. La Volkswagen, por ejemplo fue una de las grandes beneficiarias de esa política, así como poderosas instituciones financieras. Ahora escuchemos que nos dice el señor Bellayres:

“Brasil tendrá que cambiar, con urgencia, su política para la Amazonia, si quiere mantener su soberanía sobre la región, a mediano plazo. La silenciosa ocupación internacional de la región, por intermedio de la imposición de inmensas reservas indígenas y boscosas, como aparte de una política esencialmente controlada por el aparato ambientalista-indigenista internacional, especialmente, en las áreas de frontera con Colombia, Venezuela y Guyanas, puede pasar rápidamente a acciones de ocupación efectiva, con el propósito de controlar los recursos naturales de la región –directamente o impidiendo su exploración soberana por los brasileros”

Será que este señor no sabe quien controla ALBRAS/ALUNORTE aquí en el municipio de Barcarena, en Pará? Nunca escucho hablar de ADM, Cargill y Bunge en el control que las mismas tienen directa e indirectamente de una cantidad colosal de tierras en la Amazonia? Acaso no escuchó nada sobre las tentativas del empresario Cecilio do Rego Almedida de controlar casi un tercio de las tierras de Pará (para quien no sabe la extensión territorial de Pará es de 1.200.000 Km2). Mi señor, la Amazonia hace mucho que está sobre el control del gran capital, y ahora con la tentativa de la bancada ruralista (estos son los reales defensores de los intereses nacionales?) de facilitar la adquisición de tierras por parte de empresas extranjeras la situación se va a agravar aun más.

ALCOA (hasta donde se ella no es una empresa nacional) controla buena parte del municipio de Juruti, también en Pará. Otras empresas mineras transnacionales se apoderaron de áreas y reservas minerales estratégicas en diferentes puntos de la Amazonía. Grandes empresas extranjeras del sector maderero se están transfiriendo para la región por cuenta del agotamiento de las reservas en otras partes del planeta, y muchas ya actúan  libremente en nuestro territorio.

La CPI Mixta del Congreso Nacional que trato de la falsificación de titulos de propiedad de las tierras públicas en la Amazonia identificó varias empresas extranjeras que se apropiaron criminalmente de parcelas expresas de nuestro territorio. Quiere un ejemplo: Amapá. Allá empresas americanas son “propietarias” de tierras “adquiridas” ilegalmente, para usar un término educado. 

Ahora yo pregunto: Por qué nadie del “Sur maravilla” no se escandaliza cuando un único empresario se dice propietario de un tercio del segundo mayor Estado de la Federación, pero se corroen cuando millares de indígenas luchan por el derecho de vivir en territorios que ocupan mucho antes de la llegada de los portugueses? Por qué el señor Bellayres no se muestra ni un poco preocupado con el hecho de que los chinos están adquiriendo millares de hectáreas de tierras en Tocantins, Pará e Maranhao? Al no hacer eso el se muestra mas a la derecha que personas como Delfim Neto que públicamente ya se manifestaron contrarios a está situación, a pesar de aquel ser uno de los grandes responsables por eso también.

Sé que voy a chocar con algunos lectores del blog de Nassif con esa información, mas es necesario: Gente, la Amazonia ya está internacionalizada. Los ruralistas quieren aprobar la reducción del tamaño de la faja de frontera, ustedes sabían de eso?. Cambiar la Constitución para garantizar la instalación de grandes empresas en los millones de kilómetros cuadrados de nuestras fronteras. H, disculpa, esos señores son los patriotas no? Hay más: grandes grupos privados nacionales extranjeros están controlando miles y miles de hectáreas en las áreas próximas donde están siendo construidas las hidroeléctricas de San Antonio y Jirau, en el río Madera. AH, pero los problemas son los indios no es eso? Estos si son reales peligros para la soberanía nacional.

Un desafío al señor Bellayres. Haga un levantamiento en los sitios oficiales para ver quien está solicitando derecho de investigación y de labranza de tierras en la Amazonia y después divulgue aquí en el blog de Nassif los resultados, Adelanto una información: el foco son las áreas indígenas. Es por esto que el gobierno federal y las empresas mineras están proponiendo un nuevo marco regulatorio para la minería, justamente para garantizar a los grandes conglomerados económicos NACIONALES Y EXTRANJEROS el derecho de acceso a tierras indígenas. Será que el señor Bellayres está defendiendo esos intereses y de ahí el sentido del post?

Ironías aparte la cuestión es la siguiente: O hacemos un debate serio, no con base en preconceptos y mentiras, con informaciones seguras y verdaderas sobre la nueva dinámica del capital en la Amazonia, o vamos a corroborar lo que ya está ocurriendo. La Amazonia está siendo entregada a empresas transnacionales, ya está internacionalizada. Todavía solamente los señores Bellayres y Rebolla no lo sabían….

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *