Lula viaja a Bolivia para interceder con Evo

Lula e Morales son los principales protagonistas de un seminario con líderes de las principalesorganizaciones empresariales de Bolivia, en el que el ex-presidente dará una conferencia sobre eltema \\\"Integraçión Regional y Desarrollo Social de en Países Latino-Americanos\\\". El evento espatrocinado por la constructora brasilera OAS, responsable de la construcción de la carretera quevinculará los Departamentos de Beni y Cochabamba, cortando por el medio, en uno de sus tramos,un territorio indígena. El líder boliviano también hablará. La visita del ex-presidente tambiéncoincide con el estreno en el país de la película \\\"Lula, el hijo de Brasil\\\".Después de las conferencias, Lula y Morales tendrán una reunión reservada. El gobierno bolivianono dio a conocer los temas de la conversación que sostendrán, pero Valor Económico encuentraque el tema principal de la reunión será la carretera de 306 km, presupuestada en US$ 415 millones,de los cuales US$ 332 milhões son financiados por el BNDES. El embajador de Brasil en Bolívia,Marcel Biato, y el director-superintendente de área internacional de OAS, Augusto César Uzêda,también estarán en Santa Cruz.Según fuentes familiarizadas con el tema, Lula tratará de convencer a Morales a adoptar unapostura menos beligerante en relación a los indígenas, que se niegan a permitir que el segundotramo de la carretera atraviese su territorio.Los indígenas iniciaron hace aproximadamente dos semanas una marcha de protesta hacia La Pazen contra de la carretera. Ellos señalan no haber sido consultados sobre el tramo de 177 kilómetrosque atravesará el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y temen el avance delos colonizadores cocaleros sobre la reserva. Para aumentar el clima de desconfianza de losindígenas, este mes, el gobierno admitió que estudios muestran la existencia de petróleo en laregión.Morales, a su vez, ha atacado a los indígenas acusándolos de estar al servicio de ONGs extranjerascon intereses en la región y de Estados Unidos, además de traficar la madera.El presidente inclusive llegó a denunciar por TV mostrando registros de “sospechosas” llamadastelefónicas entre líderes indígenas y la embajada americana. El consejero de la embajada WilliamMozdzierz fue llamado por el gobierno para dar explicaciones.El Valor encuentra que, en evaluación del gobierno brasileño y de la propia OAS, la postura deMorales sólo dificulta el entendimiento entre su gobierno y los indígenas, lo que pone en riesgo losavances de las obras de la carretera – resultado de un acuerdo definido en el 2008 entre Lula, en susegundo gobierno, y el presidente boliviano-.\\\"Lula es un conciliador por naturaleza. El va tratar de mostrar al presidente Evo Morales que avivarlos ánimos de los indígenas sólo dificulta el objetivo principal, que es construir la carretera\\\", dijouna fuente del gobierno brasileño.Otra misión de Lula será calmar a Morales sobre los rumores de que el BNDES retendrá los recursosdel financiamiento de la carretera por la falta de un acuerdo con los indígenas, dijo otra fuente. Elbanco brasileño no realizó ningún desembolso relacionado a la obra, alegando que las obras reciéncomenzarán y que los recursos son liberados de acuerdo a la ejecución de los trabajos.Los indígenas, por otra parte, están presionando al gobierno brasileño para que el BNDES no de eldinero. Hace dos semanas, decenas de manifestantes realizaron una protesta en frente de laembajada brasileña en La Paz, gritando consignas en contra de la construcción de la carretera yacusando la postura \\\"imperialista\\\" de Brasil. Una comisión de líderes indígenas fue recibida por elembajador Marcel Biato y le pidió, sin éxito, que la diplomacia mediara entre ellos y la ministra jefedel Estado Mayor, Gleisi Hoffmann, y representantes del BNDES.El encuentro de hoy entre Lula y Morales fue precedido de otra reunión realizada en La Paz elviernes pasado entre el presidente de Bolivia y el director de OAS Uzêda. El Valor encontró que laempresa contratista OAS viene cobrando al gobierno boliviano por retraso en la transferencia deUS$ 60 millones de la agencia estatal Administradora Boliviana de Carreteras, relacionado con lacarretera.En entrevista a Valor, Uzêda confirmó el encuentro con Morales, pero negó que hubiera retrasos yseñaló que la carretera está en la agenda boliviana. \\\"Vamos a discutir otros proyectos de nuestrointerés en Bolivia\\\", afirmó.Las obras de la carretera, que conectará San Ignácio de Moxos (Beni) a Villa Tunari (Cochabamba),ya comenzaron en sus tramos 1 y 3, los dos extremos de la carretera. Entretanto, no el tramoprincipal, el 2, que atraviesa el Tipnis – una reserva indígena de 1 millón de hectáreas, donde vivende 10 mil a 12 mil indígenas de tres diferentes etnias.El tramo 2 corresponde a cerca del 40% del valor total de la carretera y tiene previsto el inicio detrabajos en el 2012. La conclusión de la carretera está prevista para el 2014.

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *