Bolivia a un paso de convertirse en el país más contaminante de la región

Según el programa gubernamental, la estrategia para la cobertura energética total del país tiene tres fases. La primera etapa contempla incrementar hasta fines de este año la cobertura del servicio eléctrico de 33% a 53% en el área rural; y de 87% al 97% en el área urbana; y la siguiente etapa, entre el 2011 y 2015, cubrirá totalmente el área urbana y llegará al 70% del área rural.

Se calcula que más de 770 mil hogares rurales y urbanos del país aún no tienen acceso al servició eléctrico, lo cual mueve a preocupación si se tiene en cuenta que Bolivia es un país gasífero y que a través de sus exportaciones ayudó a mejorar los servicios en países vecinos donde llega este energético.

Si bien existen necesidades que cubrir en el menor tiempo posible, tampoco se trata de crecer por crecer, de aplicar una política desarrollista a las tientas y a las locas, de desarrollar el sector energético sin preocuparse de los posibles daños colaterales que esto podría ocasionar. Pero principalmente, sin tomar en cuenta que un incremento en el consumo de energía podría significar la posibilidad de que Bolivia se convierta en “el país más contaminante de la región”, según advierte Juan Carlos Guzmán Salinas en el estudio denominado “El estado de la planificación energética en Bolivia”, que fue solicitado por la Plataforma Energética. De darse esta posibilidad, chocaría con el discurso gubernamental de precautelar la “Madre Tierra” y el “vivir bien” quedaría simplemente como un slogan.

El estudio de Guzmán fue presentado en el marco del Seminario-Coloquio “Planificación e industrialización del gas: Energía para Bolivia”, que fue organizado por la Plataforma Energética y muestra “la ausencia permanente de planificación del sistema energético y los preocupantes resultados de políticas que buscaron convertir a Bolivia en el centro energético de la región, mantener estables los precios de los combustibles de manera artificial o, que asignaron al sector el simple y único papel de generador de excedentes”, según resume Javier Gómez Aguilar, director Ejecutivo del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *