Temor a las perforaciones petroleras mar adentro

La veda decretada por Washington regirá hasta el 30 de noviembre, retrasa los nuevos proyectos y reduce la producción de crudo. De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (AIE) esas moratorias recortaron ya en unos 82 mil barriles por día (bdp), más de lo estimado previamente para este año y el siguiente.

Esa agencia, que asesora a 28 países industrializados, en su reporte mensual sobre el mercado petrolero precisó que la actual disposición aprobada esta semana por la Casa Blanca reemplazó una veda anterior, bloqueada por un juez federal al considerarla arbitraria y caprichosa. Analistas de esa entidad consideraron que la ampliación del retraso en los proyectos podría reducir entre 100 mil y 300 mil bpd su pronóstico para la producción de crudo del Golfo del 2015.

Hasta el momento, Brithis Petroleum (BP) no ha logrado frenar el derrame de petróleo que mana de su pozo Macondo desde que el 20 de abril explotó una plataforma y se hundió. Según sus cálculos, entre 2,3 y 4,5 millones de barriles se han derramado en total, sin incluir los volúmenes absorbidos, lo que lo convierte en el mayor derrame de la historia de Estados Unidos, dijo la AIE.

El escape de petróleo en el Golfo ha expuesto los riesgos de esa industria costa afuera y los costos potenciales implicados en explorar a gran profundidad bajo la superficie del océano.

La explosión de la plataforma Deepwater Horizon, operada por BP, también hizo recordar la creciente importancia de la producción mar adentro y la gran proporción de crudo que es bombeada desde esos pozos.

Cerca del 30 por ciento de los 85 millones de barriles por día (bpd) de petróleo que se consumen en todo el mundo proviene de pozos de petróleo costa afuera, según estadísticas de la AIE.

La producción mar adentro de Estados Unidos aumentaría a alrededor de dos millones de bpd en el 2015, lo que representaría cerca del 34 por ciento de la producción total del país.

Se estima que el petróleo procedente del fondo marino sea el 31 por ciento del total obtenido este año y fue un 28 por ciento de lo extraído por el país en 2008. Otras estimaciones precisan que hasta un quinto de los recursos petroleros recuperables sin descubrir -cerca de 90 mil millones de barriles- yacen dentro del Círculo Polar Ártico, un área mayormente marina reclamada por Estados Unidos, Rusia, Canadá, Dinamarca, Islandia y Noruega.

Pero la mayoría de esas previsiones de producción del hidrocarburo mar adentro fueron hechas antes del escape en el Golfo de México, que afecta de modo significativo el ritmo del desarrollo futuro.

A partir de ese accidente se suspendieron esas perforaciones y ahora se prolongan por más tiempo, además de entrar en vigor nuevas restricciones a actividades petroleras en la Plataforma Continental Externa de Estados Unidos.

No habrá perforación en aguas profundas superiores a 152 metros (500 pies), incluyendo desvíos y rodeos de pozos que actualmente estén siendo trabajados, mientras esas labores fueron detenidas en 33 pozos.

El presidente Barack Obama afirmó que la actividad de perforación petrolera era vital para la nación, pero debía hacerse responsablemente.

“Sigo creyendo que la producción local de crudo es una parte importante de nuestra estrategia de seguridad energética, pero he dicho siempre que debe ser hecha con responsabilidad para la seguridad de nuestros trabajadores y medio ambiente”, enfatizó.

En el Golfo de México ya están contaminados unos 900 kilómetros de costa estadounidense, incluidas playas turísticas de Florida, entre tanto un tercio de las aguas costeras están cerradas a la pesca.

Desde el accidente del 20 de abril fluían hasta ocho mil 200 toneladas de crudo diarias al agua de esa zona, por lo que es calificada como la peor catástrofe de este tipo en la historia de Estados Unidos.

Las consideraciones de Obama fueron asumidas también por la Comisión Europea, la cual propuso detener las perforaciones petroleras en el Mar del Norte para evitar el peligro de un vertido similar al del Golfo de México.

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, llamó a los países de la Unión Europea a no autorizar nuevas extracciones en aguas comunitarias bajo condiciones extremas, posición respaldada por organizaciones ecologistas que reclaman la prohibición de todas las perforaciones bajo una profundidad superior a 200 metros.

Bruselas quiere que todas las grandes petroleras adapten sus medidas de seguridad y planes de emergencia a los más estrictos estándares internacionales.

En caso de accidentes, debe regir el principio contaminador-pagador, para que las compañías afectadas asuman los costos. En el Mar del Norte funcionan actualmente 400 plataformas de extracción.

Para la organización Greenpeace las grandes petroleras perforan el suelo marítimo del Mar del Norte y el Océano Atlántico sin tomar suficientes precauciones técnicas o financieras para una emergencia.

“Las empresas petroleras no han aprendido nada de la catástrofe del Golfo”, afirmó recientemente Christoph von Lieven, experto de Greenpeace.

Perspectivas mundiales mar adentro

De los 85 millones de barriles por día de petróleo que se calcula consume el mundo, casi la mitad es extraído de pozos de petróleo costa afuera, cantidad que aumentará en 2015 un 30 por ciento más dentro de los cálculos de la AIE.

Las cifras globales enmascaran el rápido crecimiento en algunas partes del mundo, como Oriente Medio, Latinoamérica y África, debido a un declive relativamente veloz de la actividad mar adentro de Europa, donde la producción del Mar del Norte cae tras más de 40 años de explotación.

Esas extracciones son hoy un componente más importante que nunca para los países que no pertenecen a la Organización de Países Exportadores de Petróleo, que tienen enormes reservas en tierra en países como Arabia Saudita, Iraq e Irán.

Según los especialistas las definiciones de producción costa afuera profundo varían, pero son en general consideradas cuando superan los mil o dos mil pies.

Mientras el término producción costa afuera, ultra profundo también es usado con ligereza, pero puede significar perforar en océanos a más de tres kilómetros de la superficie.

Si la producción global total de crudo extraído de grandes profundidades representara un país sería el cuarto mayor productor después de Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos.

Fuente: Redacción Económica de Prensa Latina.

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *