El tráfico de mariposas y escarabajos mueve millones de dólares a nivel mundial

La Empresa de Correos de Bolivia (ECOBOL) denunció el tráfico de mariposas originarias de Yungas y caballitos de mar procedentes de Perú, actividades ilícitas que ponen en serio riesgo la preservación de estas especies. El hallazgo fue posible gracias a los nuevos equipos de rayos X que adquirió ECOBOL para revisar los envíos. En 2007, el Viceministerio de  Biodiversidad decomisó 450 escarabajos de los Yungas.

El 13 de diciembre de 2009 se detectó el tráfico de 500 mariposas bolivianas con rumbo a Japón y Canadá. El 13 de enero de 2010 se descubrió 3.417 caballitos de mar en paquetes camuflados, y el 3 de febrero se detectó un segundo cargamento de caballitos de mar con 3.500 ejemplares y se detuvo a un ciudadano peruano.

Los caballitos de mar tenían como destino final Japón y China, donde serían utilizados como medicamentos alternativos para tratar el asma, impotencia sexual, fracturas óseas y dermatitis. Las mariposas se embarcaban a Japón y Canadá. El técnico de la unidad de recursos genéticos del Viceministerio de Recursos Naturales Javier Corro informó que en Bolivia existen aproximadamente 3.000 especies de mariposas diurnas y entre 15.000 y 20.000 especies de mariposas nocturnas.

Sin embargo, Bolivia no cuenta con un inventario científico de estas especies. Se calcula que los coleccionistas pagan por cada mariposa entre 310 y 340 euros, dependiendo de sus características y su grado de extinción.

La mariposa más cotizada en el mercado mundial es la denominada “Chinito”, según el entomólogo de la  Estación Biológica de Tunquini de Yungas Fernando Guerra. Este insecto llega una vez al año y se dirige a Coroico y Caranavi. Pero la tala indiscriminada y los chaqueos están contribuyendo a la extinción de estas especies.

El viceministro de Biodiversidad Pablo Ramos explicó que los escarabajos y las mariposas capturadas son introducidas en vida en sobres especiales con su respectiva información de origen; “lo peor del caso es que se trunca su ciclo reproductivo y se pone en riesgo la preservación de la especie, tomando en cuenta que muchas de estas mariposas solo existen en ciertas regiones del país”. Según el director de Biodiversidad y Areas Protegidas Omar Rocha, detrás de estas actividades están especialistas en la materia y no simples traficantes.

El director de la policía forestal y preservación del medio ambiente Jorge Viscarra admitió que no cuentan con el personal capacitado para controlar el tráfico de especies animales en el país. “Como institución coordinamos acciones, pero lamentablemente no existen técnicos suficientes para incrementar trancas móviles o fijas en los diferentes puntos intermedios para el control y el personal no es capacitado en los aeropuertos”.

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *