27 Mar
2019

Segunda pérdida de Bayer (Monsanto). Ahora en un Tribunal Federal

RED POR UNA AMÉRICA LATINA
LIBRE DE TRANSGÉNICOS
BOLETÍN 780

Mientras tanto, las acciones de Bayer se desploman




Un jurado federal de San Francisco consideró este martes que se había probado que el herbicida Roundup (cuyo principio activo es el glifosato), fue “un factor sustancial” en el cáncer de Edwin Hardeman, un hombre de 70 años. Se trata de la primera derrota a nivel federal para la empresa Bayer, que absorbió a Monsanto, el fabricante, en un asunto que puede sentar precedente para las más de once mil demandas similares en Estados Unidos de personas que afirman que el uso del herbicida les provocó cáncer.

El glifosato, un compuesto químico que fue catalogada por la Organización Mundial de la Salud en 2015 como una “probable cancerígeno, y un causante de linfoma no Hodgkin, que el tipo de cáncer que padecen tanto Hardeman como Dewayne Johnson, un jardinero de profesión, que contrajo la enfermedad por el uso continuado del glifosato durante años con parte de su trabajo. En las últimas cuatro décadas, se han vertido en Estados Unidos más de 3,5 mil limones de libras de glifosato.

Hay una diferencia entre lo que determinaron los jurados en los dos casos:

En el primer caso, el pasado año un jurado en Estados Unidos, determinó que Monsanto no advirtió correctamente del riesgo para la salud que implicaba el uso del herbicida, lo que consideró “un factor sustancial” en el cáncer que contrajo.

En el segundo caso, se amplía el alcance de la condena. El veredicto considera que el glifosato fue un “factor sustancial” en el cáncer que contrajo Hardeman por su uso durante décadas para cuidar el jardín de su casa.

A diferencia de Dewayne Johnson, Edwin Hardeman no estaba expuesto al glifosato por su actividad profesional.

Bayer sostiene que el glifosato es un producto seguro; continuaremos defendiéndonos vigorosamente en todos los procedimientos y recordó que numerosos estudios científicos y autoridades regulatorias independientes nunca han detectado ningún problema en 40 años.  Bayer añade que el veredicto del jurado no es definitivo, que no comparte la tesis del jurado, y recuerda otros estudios científicos que niegan un efecto cancerígeno por el uso de estos herbicidas.

Esto a la vez provocó la desbandada de los inversionistas. Hace menos de un año, en junio de 2018, sus acciones estaban a 100 euros. Ahora están a 60 euros.

Algunas cifras sobre las finanzas de Monsanto. La compra de la empresa por parte de Monsanto costó 66.000 millones de dólares. El paquete de salida del CEO de Monsanto Hugh Grant fue de $ 32 millones. La empresa pagó casi mil millones de dólares en dividendos a sus accionistas. La millonaria suma que significó la publicidad del Roundup. El juez se preguntó por qué Monsanto no gastó más en probar la seguridad de Roundup.

A la luz de todos estos acontecimientos, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que los estudios sobre la posible toxicidad del glifosato deben ser públicos, y en Vietnam se prohíbe el uso de este herbicida.

Están pendientes nuevos casos en una Corte Federal en Oakland, California; otra en la corte federal de San Francisco en mayo; y al menos uno este verano en St. Louis, donde estaba la sede de Monsanto. Otro tema en agenda son los daños provocados por el herbicida Dicamba, que debido a la deriva, ha producido graves daños a cultivos aledaños a las plantaciones de soya transgénica con resistencia a este herbicida, también de Monsanto.

Print Friendly
admin

daniel.j.beltran.r@gmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *