22 Oct
2015

COP12: Se inaugura segmento de alto nivel

El Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, inauguró hoy el segmento de alto nivel de la Conferencia de las Naciones Unidas  de Lucha contra la Desertificación  (CNULD) que se realiza en la capital de este país, Ankara, hasta el viernes 23 de octubre.

Con la premisa de encontrar un concepto global que defina lo que es Degradación Neutral de la tierra (LDN por sus siglas en inglés), representantes de 193 países corren contra reloj para ponerse de acuerdo y lograr un  documento sólido que permita buscar financiamiento y tecnología para luchar contra la causa de hambre de millones de personas en el mundo. De los 193 países miembros de esta Convención, 168 están aquejados por la degradación de la tierra cultivable, sobre todo aquellos que tienen regiones áridas y semiáridas. Bolivia es uno de ellos, sin embargo ningún representante boliviano ha llegado a la cita.

“Problema global”

En medio de inusitadas medidas de seguridad, el presidente turco llegó al ATO Congressium, donde se realiza la reunión, y dio un discurso breve pero contudente  donde señaló que su país era conciente de la importancia de un “problema global que afecta a todos y donde nadie queda exento porque se está hablando de los alimentos”. Erdogan criticó el comportamiento de los países desarrollados que tratan mal a la Tierra aunque son los países en desarrollo los que deben pagar por ello. “Hemos dañado el equilibrio de los ecosistemas y tenemos que tomar medidas para remediar estos daños que no pagaremos nosotros, sino nuestros hijos y nietos. Las bombas nucleares y otras armas han lastimado mucho al medio ambiente, y aunque se usaron en la II Guerra Mundial, seguimos viendo sus consecuencias. Lo mismo pasará con el daño que estamos haciendo ahora a la naturaleza: serán las futuras generaciones las que sufran las consecuencias.”

Erdogan dijo que no es casualidad que su país esté siendo sede de esta reunión porque entre sus mayores intereses está el de desarrollar energías renovables que permitan reemplazar la polémica industria del carbón (que hoy es el mayor motor de la economía turca), buscar tecnologías que permitan luchar contra la erosión y degradación de la tierra cultivable y asegurar “un futuro digno para los que vienen después de nosotros y no tienen la culpa de nuestra desmesurada ambición.”

Luego del discurso de Erdogan, representantes de los distintos grupos que negocian en la conferencia, hicieron uso de la palabra, entre los cuales destaca el discurso de la Presidenta del Grupo Regional para América Latina y el Caribe (Grulac), la ministra salvadoreña Lia Pol, quien puso a Haití como ejemplo de uno de los países más afectados por los efectos de la degradación de la tierra en la región. “Haití todavía no se recupera del terrible terremoto que sufrió hace poco y además tiene que pelear desesperadamente por alimentar a su pueblo por culpa del mal estado en el que se encuentra la mayoría de sus tierras. En mi país, si bien no tenemos este caso extremo, también sufrimos de degradación de nuestras tierras y de la migración forzada de los habitantes de las zonas rurales a los centros urbanos. Esto pasa en gran parte de los países de América Latina.”

Pol, a nombre del Grulac, dijo que es necesaria mayor claridad en el concepto y metodologías que se están manejando y recalcó que todo  enfoque debe ser voluntario, basado en la posibilidad de cada país. La ministra dijo que el grupo continuará impulsando los acuerdos que se  basen en la “equidad y el respeto a la soberanía de las naciones.”

Fuente: Los Tiempos, 2015.

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *