19 Nov
2013

Una buena noticia para celebrar es que el cacao producido por la Asociación de Productores Agroforestales de la Amazonía Boliviana (APARAB) que aglutina a productores de  los departamentos de Pando y Beni  fue premiado entre los 15 mejores a nivel mundial.

“El reconocimiento  se lo realizó el pasado 30 de octubre en el “Premio Internacional del Cacao 2013”  celebrado en el Salón du Chocolat en París. Con este premio la APARAB logró posicionar el nombre de Bolivia como país productor de uno de los mejores cacaos del mundo”.(1)

“El “Premio Internacional del Cacao 2013”, ICA por sus siglas en inglés, es un evento creado por el Salon du Chocolat, el CIRAD y Bioversity International, evento que este año se realizó en París, Francia” (2)

Esta iniciativa internacional tiene los objetivos de que los productores de cacao de calidad y los chocolateros se colaboren entre sí, crear conciencia de la calidad, diversidad y la riqueza de los orígenes del cacao y potenciar la capacidad de los países productores para producir cacao de calidad.

El cacao amazónico de Bolivia convertida en chocolate fue degustado  y saboreado por un jurado internacional compuesto por cerca de 40 fabricantes de chocolate de nivel internacional y algunos expertos.

Vidmar Cuadiay, presidente del APARAB,  destaca el manejo agroecológico del cacao en 41 comunidades que abarcan la producción de más  de 500 hectáreas en sistemas agroforestales. Con el apoyo de CIPCA se realizó un manejo adecuado rescatando las variedades nativas complementando con cacao silvestre, que es una variedad  que crece de manera natural en los bosques inundadizos y bajos de la Amazonía norte.

Los productores asociados a APARAB provienen de la provincia Vaca Diez del Dpto. del Beni y las Provincias Madre de Dios y Manuripi del Dpto. de Pando, sin embargo el potencial es mayor en las áreas que aún no se extrae cacao silvestre y que se puede cultivar en los inmensos bajos inundables  de la cuenca amazónica surcada por grandes ríos como el Madre de Dios, rio Beni, rio Orthon, rio manuripi, rio Tahuamanu y otros.

En esta área aproximadamente existe un millón y medio de hectáreas donde se podría cultivar a gran escala cacao silvestre amazónico como una alternativa económica de desarrollo sostenible preservando la naturaleza. En estas áreas donde se produce cacao son zonas bajas inundables a la orilla de los ríos que no son aptas para ni para la agricultura ni la ganadería afortunadamente. Aunque también el cacao amazónico se produce en tierras altas con resultados de buena calidad.

Significa que no es  necesario desforestar el bosque de los bajos a orillas de los ríos, basta reforestar a gran escala con cacao silvestre amazónico para tener una cosecha a los cinco años. En estas mismas áreas que son gomales naturales, ricos en plantas de siringa  y que se pueden potenciar  también con especies maderables  como el Mapajo.  Es decir, frente a una lógica   ganadera y agrícola  que es una tendencia perversa contraria a la vocación forestal,  se encuentra  la opción del cacao asociado a goma y madera como una alternativa económica importante.

CIPCA (Centro de Investigación y Promoción al  Campesinado)  es una de la institución que apoya a los productores de APARAB con asistencia técnica, ampliación, diversificación de cultivos agroforestales, transformación y comercialización del cacao. Cipca conjuntamente con APARAB tienen  una  planta de trasformación en Riberalta que produce pasta de cacao y manteca de cacao para su comercialización orgánica. Para garantizar un cacao de calidad es importante el manejo del proceso de transformación y beneficiado  que consiste en el tostado, molido y otras fases en la producción de pasta de cacao, como lo manifiesta el director de CIPCA- Beni Marcos Nordgren. (3)

También  existe una experiencia de expansión a pequeña escala del cacao amazónico en los años del 2010 al 2011 la Unidad Desconcentrada Sustentar  dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua adquirió aproximadamente 10 mil  mazorcas de cacao amazónico de la comunidad Miraflores localizado  en el Municipio de Gonzalo Moreno. En esta comunidad vive  Mario Guari Cartagena, uno de  los  mayores productores de cacao, el cual fue  ex presidente del APARAB.  Este cacao fue distribuido en plantines, aunque en pequeñas cantidades en los municipios de Gonzalo Moreno, Villa Nueva, Filadelfia, Bella Flor, Porvenir, Cobija, Bolpebra y Puerto Rico.

A Mario Guari  lo conocí hace muchos años y siempre soñaba con potenciar la producción del cacao amazónico. Reclamaba mayor apoyo de parte del Estado  para ampliar la producción. El premio internacional obtenido es parte del esfuerzo también de hombres como Mario Guari que creen  que la producción de cacao amazónico es una alternativa económica que debe ser convertida en política pública.

Este premio a nivel internacional nos muestra la calidad de nuestro cacao a nivel mundial, nos permite valorar y reconocer a los productores del norte amazónico y técnicos del Cipca en el manejo de este producto. También es un incentivo para los productores  para impulsar y ampliar la producción del cacao en el norte amazónico. Por su parte el gobierno  tiene la obligación ineludible de apoyar a través de una política pública nacional la producción y la promoción del cacao amazónico.

Print Friendly