La Iglesia Católica critica al “extractivismo incontrolado”

Para preservar el planeta Tierra como “casa común” de la humanidad es preciso cambiar de mentalidad y “estilo de vida” recuperando la “vivencia espiritual de los pueblos indígenas que se sienten parte de la ‘madre tierra’ y se relacionan con ella como ‘matriz de la vida’…”, planteó el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Es la primera vez que un organismo de la Iglesia Católica se adscribe al ideal del “Buen Vivir” como alternativa posible al modelo de desarrollo extractivista “de índole neoliberal”, que “va dejando una estela de dilapidación e incluso de muerte” en la mayoría de los países de América Latina y El Caribe.

Biopiratas negocian con sorgo boliviano en Estados Unidos

Las Naciones Unidas certificaron que Bolivia es una de las 10 naciones con mayor diversidad biológica del planeta, esto quiere decir que el país cuenta con la mayor cantidad de plantas y animales del mundo por lo que se convierte en una verdadera mina de oro para los biopiratas. El gobierno de Evo Morales confirmó que una empresa norteamericana pretende apropiarse de una especie de sorgo descubierto en Santa Cruz en 2006.

Transgénicos: Neoliberales los vetan; “socialistas del siglo XXI” los legalizan

El saliente gobierno peruano de Alan García aprobó recientemente el uso de transgénicos mediante un Decreto y se anticipaba que a partir de 2012 la vecina nación se vería inundada de productos altamente peligrosos para la salud, la biodiversidad y su gastronomía, sin embargo, el Congreso decidió frenar por diez años este proceso. Mientras en Bolivia la Asamblea Legislativa dio luz verde para el ingreso de estos productos y el presidente Evo Morales promulgó la Ley de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria que amplía el uso de transgénicos a otros cultivos.

El acceso a recursos genéticos y la legalización de la biopiratería

En el seno del Convenio de Diversidad Biológica, se empezó a negociarse un acuerdo internacional legalmente vinculante sobre acceso a los recursos genéticos y repartición equitativa de beneficios. Lo que se está negociando en realidad es el desarrollo de mecanismos para normar el intercambio de la biodiversidad (lo que ellos llaman recursos genéticos), y por otro lado, mecanismos para legalizar la comercialización de la vida y la biopiratería.

Terminator existe y se lo conoce más como “semilla suicida”

En 1998, el grupo ETC (entonces llamado RAFI) denunció la existencia de patentes sobre una tecnología que llamó Terminator. Se trata de una tecnología transgénica para hacer semillas suicidas: se plantan, dan fruto, pero la segunda generación se vuelve estéril, para obligar a los agricultores a volver a comprar semilla en cada estación. Fue desarrollada por la empresa Delta & Pine (ahora propiedad de Monsanto) con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Monsanto no es la única: cinco de las seis trasnacionales que controlan las semillas transgénicas plantadas a nivel mundial tienen patentes tipo Terminator. Syngenta es la que tiene mayor número de ellas.