Ocho países de la OTCA buscan un “equilibrio” entre la explotación de recursos y la conservación de la Amazonía

Los ocho países que comparten la selva amazónica firmaron en 1978 el Tratado de Cooperación Amazónica (TCA), en 1995 crearon la OTCA y en 2002 su Secretaría Permanente, establecida en Brasilia.

La X Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de los Países Miembros de la OTCA celebrada a principios de diciembre en Lima reclamó como urgente el desarrollo sostenible y la acción de los países miembros. Los cancilleres de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela suscribieron una declaración en la que plantean lograr un equilibrio entre el aprovechamiento de los recursos naturales de la Amazonía -hidrocarburos, oro, madera y otros- y su protección y conservación, lo cual no ha sido respetado por empresas transnacionales, según los pueblos indígenas amazónicos.

Para los ocho países miembros de la OTCA, el ambicioso objetivo requiere profundizar el diálogo para conservar la región amazónica, procurar su desarrollo sostenible de manera participativa y facilitar el acercamiento de los pueblos. &ldquoEl  objetivo de la Declaración de Lima es lograr un equilibrio entre el aprovechamiento de los recursos, la protección y conservación de la región amazónica, así como procurar su desarrollo sostenible de manera participativa, y facilitar el acercamiento de los pueblos&rdquo, explicó el canciller peruano José García Belaunde.

El contralor General ecuatoriano Carlos Pólit presentó en Quito los resultados de la auditoría internacional a Brasil, Colombia, Ecuador y Perú sobre la gestión ambiental para la conservación de los recursos naturales de la región amazónica. El encargado de la dirección del proceso de auditoría Paul Novoa destacó la importancia de la Amazonía para todo el planeta, por ser reservorio de unas 60 mil especies vegetales y miles de especies animales.

Por primera vez, recalcó Novoa, al auditar unas 30 entidades de los cuatro países mencionados, se tiene una idea de cómo está realmente la conservación de la Amazonía y el estado de su cuenca. Destacó que el río Amazonas, con sus 6.742 kilómetros de largo, almacena el 15 por ciento de toda el agua dulce del mundo, recurso estratégico de vital importancia para la Humanidad. Pólit calificó el informe de un salto trascendente en el control medio ambiental que permitirá fortalecer acciones en lo nacional y supranacional para la construcción del Buen Vivir.

La Amazonía es indispensable para el equilibrio ecológico del planeta, y esta auditoría en cooperación de cuatro países es una respuesta común a una problemática común, subrayó. En Brasilia, la ministra de Medio Ambiente Izabella Teixeir informó que la Amazonía brasileña perdió 6.451 kilómetros cuadrados de bosques entre agosto de 2009 y julio de 2010, la menor tasa anual histórica. Esa cifra representa una disminución de 14 por ciento en comparación con igual período anterior (entre agosto de 2008 y julio de 2009), cuando la mayor selva tropical húmeda del planeta vio desaparecer 7.464 kilómetros cuadrados de floresta, pero menor a la meta gubernamental, de cinco mil kilómetros cuadrados.

Con información de Prensa Latina.

Print Friendly
Fobomade

nohelygn@hotmail.com

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *